--> Laser lipolisis: informacion sobre la metodología

Metodo laser lipolisis

Dentro de las técnicas de lipoescultura, la más avanzada es la láser lipólisis, que llegó hacer poco al país, y presenta mejores ventajas frente a la liposucción convencional.

Al igual que en la lipoescultura tradicional, el paciente recibe anestesia local y se le introduce una cánula que trabaja sobre el tejido graso. La diferencia puntual es la utilización de una tecnología más avanzada y los resultados que se logran, ya que los resultados son  más rápidos, el tratamiento es más ventajoso y menos invasiva.

El equipo utilizado se llama SmartLipo. Cuenta con una cánula, menor a las que se utilizan en las lipoesculturas convencionales, que tiene dentro una fibra óptica. El tejido graso, al ser de color amarillo bajo la piel, es lo único que es atraído por el haz de luz concentrado que recorre la fibra óptica. Al aumentar la temperatura del láser, la grasa se transforma en una sustancia semilíquida que es absorbida y sacada naturalmente. No se pierde sangre durante la intervención ya que los vasos sanguíneos no se rompen.

El paciente que recibió una láser lipólisis debe reposar al menos 72 horas hasta poder retomar su vida cotidiana. Se lo medica durante la primer semana posterior a la operación, para mejorar los resultados y rebajar los tiempos de recuperación debe tomar masajes de drenaje linfático, utilizar una faja que ayudará a modelar la nueva silueta y hacer una dieta por  4 semanas. Los resultados se comienzan a apreciar una semana después de la operación pero pasado un mes se puede ver el resultado final.

Las ventajas de la láser lipólisis frente a otras cirugías estéticas son:
El riesgo que se corre es menor ya que se le suministra al paciente sólo anestesia local.
En el mismo día, puede irse a su casa, porque el tratamiento es ambulatorio y no se requiere internación. La recuperación es rápida, alrededor de 3 días, siempre dependiendo de cada persona.
No es una intervención dolorosa, produce poca inflamación, no deja hematomas y hay muy poco riesgo de sangrado.
Se produce una regeneración del colágeno, mejorando la firmeza y la elasticidad de la piel, y la perdida de flacidez, gracias a la utilización de la luz del láser.
Las células grasas son descartadas y en pacientes adultos no vuelven a generarse ni a situarse en las zonas tratadas.

La mayor desventaja es que con esta técnica sólo se pueden extraer 300 cc de grasa, mientras que con los tipos de lipoescultura convencionales se pueden quitar varios litros.
Para no poner en riesgo su salud, antes de realizarse la láser lipólisis asesórese correctamente, ya que algunos cirujanos, hacen caso omiso a la advertencia que presenta el fabricante.

Esta técnica, es un gran complemento para las liposucciones tradicionales, porque gracias a su limitada cantidad de grasa extraída por sesión, es muy favorable para zonas del cuerpo donde se almacenan pequeñas cantidades de grasa y no se pueden eliminar con ejercicio. Como en los tobillos, los brazos, las rodillas, el cuello y en el rostro.